Pandemia: cómo se adaptan las universidades locales

0
199

La idea es conocer cómo se prepararon, sobre la marcha, las universidades nacionales con asiento en la ciudad, para hacer frente a la capacitación virtual, para no trastabillar con el año lectivo.

La necesidad de continuar con el dictado de clases hizo también a  las universidades agudizar los tiempos y mudarse al dictado virtual de clases y contenidos.

Desafíos estructurales que generan pequeños grandes cambios cuando una lo analiza bajo la lupa de la instrucción presencial. Y, a eso, no es fácil adaptarse, aunque de profesores jóvenes se trate.

La realidad tecnológica

El Ing. Franco Salvático, secretario académico, a cargo del Decanato de la UTN Facultad Regional Villa María, sostuvo que “en este contexto, la educación se transforma en un gran desafío, en particular la referida al ámbito universitario”.

Sinceramente nos explica: “Todas las Facultades de la UTN, atraviesan un momento donde deben adaptar su metodología de enseñanza presencial a otra con modalidad a distancia, a través del campus virtual. Si nos referimos a la Facultad Regional Villa María, en esta etapa tuvimos que acelerar en la totalidad de nuestras asignaturas el proceso de aplicar el cambio metodológico”.

“Es muy importante mencionar que más del 50 por ciento de los docentes se sumaron a la instancia formativa que tuvo una sintética extensión en el tiempo pero intensa y profunda en cuanto a los contenidos y herramientas abordados”, describe Salvático.

En relación al día a día, señaló: “Me parece oportuno apuntar que las materias anuales y cuatrimestrales de todas las carreras de grado y pregrado han comenzado su dictado completamente en modo virtual”.

En este sentido, en referencia al rol del docente tecnológico, el funcionario sostuvo que “puede también subrayarse que los docentes utilizan diversas estrategias en sus aulas virtuales. Están aquellos que  ponen a disposición de los estudiantes, material y documentación en formato digital y otros que dictan sus clases por videoconferencia, gracias a las plataformas de vídeo síncronas que pueden ser utilizadas por los profesores. En definitiva, se buscan todas las maneras posibles para que la experiencia sea además de positiva, enriquecedora desde la perspectiva académica”.

En relación a cómo se está dando la respuesta de los alumnos a la modalidad que irrumpió en escena, dijo: “Por lo que podemos ir observando del movimiento y las estadísticas del campus virtual, nos hacen referencia a que tenemos un alto grado de participación de los alumnos, cuestión que nos llena de satisfacción. Para ser precisos, en las carreras de Grado tenemos poco más de mil alumnos inscriptos para cursar y que diariamente ingresan al Campus de la UTN Villa María, para poder cumplimentar los distintos tipos de actividades que se plantean en las cátedras”.

UNVM: Situación de excepcionalidad pedagógica

Por otra parte, el Mgter. Javier Díaz Araujo, Secretario Académico de la UNVM, señaló que “a partir de la aparición del COVID 19 la UNVM ha desarrollado múltiples y varias acciones para abordar la problemática y poder dar continuidad al proceso de enseñanza aprendizaje se crearon preventivamente aulas virtuales en nuestra plataforma Moodle. Nos anticipábamos de esa manera a la posibilidad de que el dictado presencial de clases no se reactivara”.

“Se dispuso, además, el ingreso de todos/as los/las estudiantes que no habían finalizado el curso de ingreso bajo la figura de “estudiantes condicionales” hasta el 31 de julio a los efectos de permitir el inicio de las actividades académicas de 1° año en todas las carreras”, agregó.

A modo descriptivo, el funcionario señaló: “A partir de la apertura de aulas virtuales se inició una capacitación masiva y sincrónica que alcanzó a más de quinientos docentes y se dispuso el acompañamiento por parte de tutores a equipos docentes para la preparación de espacios curriculares virtuales”.

Cabe destacar que, según la Resolución Rectoral de esa casa de estudios “se trata de un caso de excepcionalidad que obliga a la UNVM a adecuar el dictado de clases para garantizar el derecho a la Educación Superior y para ello utilizará los recursos tecnológicos que se encuentran a disposición…”.

“En ningún caso esto significa un cambio en la modalidad de dictado de presencial a distancia”, sentenció.

Por último, Díaz Araujo, señaló “Sin dudas la presencialidad resulta irremplazable y esperamos cuanto antes volver a las aulas -físicas-, el ámbito natural de nuestra modalidad de enseñanza, pero sabemos también que nuestras/os estudiantes necesitan una continuidad excepcional en estos momentos”.

“Aprendizaje experiencial”

La Pssp. María Laura Garrido, Coordinadora del CAU Biblioteca Rivadavia (Universidad Siglo21), enfatizó: “Hoy las instituciones, y el Estado, a lo largo del mundo están comprendiendo la relevancia de las mediaciones tecnológicas en educación: la coyuntura está legitimando una opcional pedagógica que tiene alta potencialidad, con estándares de calidad comprobados. En Argentina se ha reaccionado en múltiples direcciones con dos objetivos: continuar el proceso de formación de los alumnos y mantener la función esencial de la educación de contener socialmente en un contexto adverso como el que se atraviesa”.

Explicó, además que “desde hace más de 15 años, Universidad Siglo 21 apuesta por una propuesta académica innovadora con un modelo académico de aprendizaje mediado por tecnologías que pone foco en el desarrollo de competencias para la profesión y la vida, con fuerte vínculo con los requerimientos del contexto, y que se caracteriza por el uso de diseños instruccionales orientados al aprendizaje experiencial”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here