La Justicia ordenó que no fumiguen cerca de una escuela

0
222

El Tribunal Superior de Justicia ordenó que no fumiguen cerca de una escuela de Dique Chico en el radio de 500 metros.

En su resolución, destacó el derecho “a un ambiente sano y equilibrado del que gozan los niños”. Además, pidieron a docentes que expliquen esta medida a estudiantes.

Justicia ordenó que no fumiguen

El Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ) ratificó la medida cautelar que impide la aplicación o fumigación con productos fitosanitarios en un radio de 500 metros alrededor del del predio donde funcionan dos escuelas.

Se trata de la escuela rural Bernardo de Monteagudo y el jardín de infantes Mariano Moreno, en la comuna de Dique Chico.

Esto, por entender que los niños, niñas y adolescentes constituyen un colectivo “especialmente vulnerables” y, por eso mismo, son “merecedores de una tutela ambiental reforzada o de mayor espesor”.

Ordenó que no fumiguen en horario escolar

Por otro lado, en la misma resolución, el TSJ determinó que donde termina el radio provisorio fijado y en los 500 metros los productores de la zona podrán fumigar.

Sin embargo, estas fumigaciones deben ser con productos fiscalizados por el Ministerio de Agricultura, pero “fuera del horario escolar y con aviso a las autoridades” de los establecimientos educativos.

Enseñarles a estudiantes

El TSJ además ordenó que lo resuelto sea comunicado a los directivos de ambas escuelas, para que docentes se las transmitan a los alumnos y alumnas.

Para la Justicia, la herramienta pedagógica “podría reforzar la conciencia y la formación ambiental en la que los niños y adolescentes deben ser educados”.

No se vulnera el derecho a la igualdad

Por medio de dos resoluciones, el TSJ ratificó parcialmente lo que había ordenado en forma cautelar la Cámara Contencioso Administrativa de 2° Nominación de la ciudad de Córdoba.

En la causa presentaron un informe bioquímico relacionado con cuatro alumnos. De acuerdo con este, se habrían constatado valores por encima de los normales en células micronucleadas.

Por otra parte, el TSJ negó que la medida cautelar, al comprender solo un radio en torno al predio escolar, genere desigualdad respecto de los demás habitantes.

Además, pidieron al Ministerio de Salud que concrete «un estudio de campo que también comprenda a las personas mayores que habitan en las zonas aledañas”.

“Se ha reforzado tal garantía sobre un colectivo especialmente vulnerable: los niños, niñas y adolescentes que concurren al predio escolar”, dijo.

En la causa intervienen, los accionantes (productores) y el Gobierno provincial (tercero) y, por el otro, la comuna de Dique Chico (demandada) y los vecinos (terceros).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

10 − uno =