Brasil suspende clases presenciales y adelanta vacaciones

1
338

Brasil suspende clases presenciales por decisión de los gobiernos estatales y adelanta vacaciones.

El sistema escolar en ese país lo regulan los estados provinciales y municipales a la llamada Educación Básica.

De allí que se pueden dar coincidencias o no con la postura de cada uno independiente de los pasos o tropiezos que viene dando Jair Bolsonaro.

La alternativa fue anticipar las vacaciones escolares de los meses de abril y octubre para el período del 15 al 28 de marzo cuando los estudiantes no tendrán actividades obligatorias.

A esa misma situación de suspensión de clases se le suma los casos de Paraguay y Uruguay.

Brasil suspende clases presenciales

En San Pablo, por ejemplo, desde el jueves 11 de marzo están suspendidas las clases presenciales en las escuelas públicas y solo estarán abiertas para alimentación, distribución de materiales y chips a los estudiantes, con cita previa.

«La recomendación es que todas las actividades en escuelas se reduzcan al mínimo necesario para reducir la circulación de personas», dijo Rossieli Soares, titular de Educación.

Las escuelas privadas y municipales también recibieron instrucciones de anticipar las vacaciones de mitad de año para reducir la circulación.

La Corte de Justicia de São Paulo dictaminó el martes 9 de marzo que los maestros y funcionarios escolares no pueden ser llamados a clases presenciales en escuelas públicas y privadas durante las fases roja y naranja del plan estatal para combatir la pandemia.

Actualmente en San Pablo rige un toque de queda desde la 8 PM a las 5 AM.

Brasil cuenta entre dos millones y medio a tres millones de docentes y actualmente ellos están en el puesto 15 de la lista de prioridades de vacunación.

Botón de muestra

El alcalde de la ciudad de São Paulo, Bruno Covas (PSDB) anunció este jueves 18 que la capital registró la primera muerte de un paciente con Covid-19 que no consiguió un lugar en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Las clases en ese Estado habían comenzado a modo burbuja y con realidades distintas entre la educación pública y la privada.

En estas últimas la tecnología les permitía dar clases de manera simultánea a los alumnos que estaban en el aula como aquellos que por burbuja le tocaba el turno de estar en sus hogares.

En las públicas, en tanto, con su precariedad también volvieron con burbujas pero con paro de actividades de los docentes.

Esa fue la realidad hasta hace dos semanas cuando comenzó a circular la variante amazónica del virus donde para el interior del estado muchos pueblos están “cerrados”.

Algunas consultas realizadas por este portal a fuentes de aquel país consignaron que “algunas noticias hablan de que en 20 días se van a terminar los insumos para intubar” a posibles infectados.

Es común observar en San Pablo largas filas frente a las Emergencias esperando que se desocupen las camas ocupadas.

Hoy está todo cerrado: sólo farmacias y supermercados permanecen abiertos. Aunque no impide la circulación de personas intra o extra estados.

Las playas y paseos están cerrados.

Las universidades mantienen actividades remotas hasta julio, inclusive, aunque las mismas fuentes coinciden que eso se prolongue por todo el año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

cuatro × uno =