Burbujas y superpoblación: “¿Qué pasa con el tiempo aúlico perdido?”

0
532

En momentos de burbujas y superpoblación una docente se pregunta sobre qué pasa con el tiempo aúlico perdido.

“¿Qué pasa con este tiempo áulico que se pierde y qué podemos hacer los docentes para aprovechar al máximo los momentos que tenemos de presencialidad reducida con los alumnos?”, dice Sofía Moretta, docente de Historia en el IPETyM 99 Rosario Vera Peñaloza. Dicta clases en 3º y 5º año.

La implementación de las burbujas en el Nivel Medio lanzó la premisa sobre cómo pensar la superpoblación de estudiantes. En muchos secundarios de Villa María el alumno logra ver en la presencialidad una vez al mes al docente.

En el caso del Vera Peñaloza no existe superpoblación de alumnos. Las burbujas establecidas hasta el momento son aquellas que pueden coexistir de acuerdo a la realidad edilicia y a la falta de personal de limpieza.

Inconvenientes y dificultades

Pensar en la superpoblación de las aulas en los colegios públicos es pensar en uno de los grandes inconvenientes que trajo consigo el regreso a la presencialidad”, sostiene.

En ese panorama nos encontramos con dificultades al momento de organizar las famosas y polémicas burbujas cuando hay alumnos que asisten solo una semana al mes”, grafica. “Se priorizaron contenidos. Esto implica un reordanamiento y reestructuración en la manera de trabajar”, traza a modo de panorama general.

De su día a día Sofía enfatiza: “Como docentes estamos obligados a pensar nuevas estrategias para dar nuestras clases en la sincronía y en la asincronía, a la vez, y siempre garantizándole el acceso a la educación de nuestros alumnos

La escuela donde trabaja, desde el año pasado, desarrolló una App para estar en contacto permanente y lograr la vinculación de los alumnos. Con ese proyecto “se ha logrado un alto nivel de vinculación…, casi en su totalidad. Esto permitió que los alumnos puedan sostener sus trayectorias escolares”, destaca.

Vale remarcar aquí que secundarios similares al IPETyM 99 desarrollaron iniciativas a modo de herramientas para afrontar estas situaciones producto de la pandemia.

¿Qué pasa con el tiempo aúlico perdido?

Los docentes, más allá de adaptarnos, siempre nos encontramos con nuevos desafíos y principalmente con el desafío del acompañamiento y seguimiento de nuestros alumnos”, advierte Sofía. Y explica: “Cómo hacemos para que sea un verdadero seguimiento y acompañamiento. Digo porque a partir de nuestros horarios y prioridades (debido a los protocolos) el alumno pierde lo más importante que es el vínculo entre alumno y docente”.

¿Cómo hacemos para que sea un verdadero seguimiento y acompañamiento? se interroga Sofía

El no estar presente en el día y horario establecido por el Régimen Académico el alumno va perdiendo ese vínculo y el intercambio con el profesor”, pone en relieve. Se pierde mucho esa magia que sucede dentro del aula donde se interacciona, se intercambian gestos y palabras que construyen ese vínculo, sostiene.

Un renglón aparte, destaca Sofía, son aquellos “alumnos que requieren acompañamiento y asistencia permanente de este docente”. A modo de ejemplo la entrevistada destaca: A comienzos de este Ciclo Lectivo alumnas y alumnos me expresaron su necesidad que el año pasado necesitaron estar en el aula. Resolvían las actividades y las enviaban por WhatSApp pero “sentían que no habían aprendido. Que quedaba ahí…”. Sofía dice haber entendido esas palabras a modo que ellos lo hacían como una acción para cumplir y aprobar.

Pensando en esta bimodalidad con superpoblación “con que nos encontramos, me llevó a hacerme una  nueva pregunta: qué pasa con este tiempo aúlico que se pierde y qué podemos hacer los docentes para aprovechar al máximo los momentos que tenemos de presencialidad reducida con los alumnos”.

Hay muchas cuestiones que sobrepasan a los alcances de un docente pero Sofía considera “que todos los profesores y directivos están dando lo mejor de cada uno para llevar adelante esta situación y sostener el sistema educativo siempre pensando en el bien de nuestros alumnos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

14 − cuatro =