Grahovac: “Planificamos que las escuelas funcionen aunque no tengamos la población vacunada”

0
318

El Ministro de Educación de la Provincia, Walter Grahovac, habló con Villa María Educativa sobre la vuelta a clases presenciales.

Adelantó que, si las vacunas no llegan, las clases presenciales comenzarán igual con refuerzo de protocolos.

Además, dijo que durante el ciclo lectivo 2021 se priorizará a estudiantes que terminen su nivel para asegurar la adquisición de conocimientos.

¿Cómo imaginamos un regreso presencial a las aulas con las estadísticas que leemos en el Gran Córdoba o en varios departamentos?

Walter Grahovac: Es difícil pero también lo fue para todos este año de vivir la pandemia. En el caso del sistema educativo, lo difícil fue tener que haber hecho el aislamiento. Que las instituciones educativa no funcionen y trasladar ese vínculo pedagógico a los docentes y alumnos.

En este año 2021, aunque no vaya a ser de una aplicación milagrosa de un día para el otro, la existencia de vacunas que nos permiten inmunizar a la población nos da otra perspectiva. Hay otro elemento importante y es que tenemos que ir haciendo la vida social que la realidad nos permita.

No es necesario que todos tengamos que aplicar la misma normativa cuando las realidades son distintas. Cuando se declaró el aislamiento todos estuvimos aislados, todas las provincias y hubo consenso.

Eso nos permitió aprender que si nosotros tenemos en Córdoba localidades donde no hay contagio o es moderado el contagio y si uno aplica las medidas de prevención que corresponden, podemos hacer actividad presencial.

Hemos descubierto el valor tremendo que tiene la escuela y el efecto escuela que es esa capacidad de generar condiciones de mayor igualdad a los sectores más desfavorecidos.

Vamos a aplicar el criterio y esperamos la comprensión de las familias. No es un capricho, nos importa la educación, nos importa que los chicos tengan contacto con los docentes. Los docentes sabemos educar mucho más en la presencialidad que en la educación remota.

Acá en Villa María, aún faltan vacunarse cerca de 1000 agentes de salud. Se menciona que en febrero comienzan a vacunar docentes. ¿Cómo será la vacunación?

Con la cantidad de vacunas que han llegado vamos a darle prioridad a los docentes con más de 60 años, que tenemos un porcentaje, no muy alto, pero que son personas de riesgo. A medida que vayan llegando las próximas vacunas, van a tener prioridad los docentes junto al personal de salud y de seguridad, sobre el resto de la población.

Los ancianos que están en geriátricos también van a tener una prioridad por que un contagio en un geriátrico puede costarle la vida a quienes están allí.

Nuestro plan es sin vacuna. Si la vacuna llega, en buena hora porque es mayor tranquilidad. Si el personal no está vacunado, volvemos con los cuidados que corresponden: distanciamiento, uso de mascarillas, agua potable, aireación y alcohol en gel.

Con esto se puede dar clases, cómo lo ha hecho la inmensa mayoría de la sociedad, que ha vuelto a trabajar. En Córdoba y en todo el país estamos planificando que las escuelas puedan funcionar aun cuando no tengamos la población vacunada. Cuando podamos vacunar a toda la población, seguramente podremos volver a la presencialidad plena.

Nuestra provincia tiene una logística de vacunación y una efectivad en el uso de la vacuna muy alto y muy ponderable. Como no tenemos la vacunación, es que hemos pensado en el país aplicar el sistema de modalidad del cursado para poder reducir la cantidad de estudiantes en un aula y la exposición de docentes frente a los estudiantes. Con presencialidad y trabajo remoto en todos los niveles.

¿Cómo cree ministro que cada escuela podrá hacer frente a la adquisición del kit sanitizante?

Se están remitiendo fondos a los municipios de FODEMEEP para que puedan hacer reacondicionamientos, priorizando sanitarios, agua potable y aireación de las aulas.

Vamos a enviar recursos para que se pueda comprar alcohol sanitizante y los elementos de higiene. Para el caso de las mascarillas de los docentes, estamos analizando como distribuirlas con UEPC o en vez de darle el barbijo, entregar el dinero para que docentes las compren.

El año pasado dijo a Villa María Educativa que “si algo ha evidenciado la cuarentena son desigualdades”. ¿Cómo enfrentarlas con un solo ciclo lectivo?

Hay que priorizar, no es lo mismo que estar en primero o segundo, que estar en sexto grado o quinto grado. El que está a punto de abandonar el nivel educativo necesita hacerlo con determinadas capacidades, competencias y conocimientos acumulados que les permitan hacer un buen desempeño en el nuevo nivel.

Priorizando la presencialidad es otro modo de enfrentar las desigualdades. Siento alegría que muchas familias nos demanden del funcionamiento de la escuela. Todos queremos que las cosas funcionen, todos queremos cuidarnos y ser corresponsables.

A mí me da pena escuchar algunos debates, parece que algunos quieren que la escuela funcione y otros no. Es una falsa dicotomía. Estaría bueno escuchar cómo lo logramos.

Estamos tratando de adquirir elementos tecnológicos para fortalecer a las escuelas, por eso la presencialidad es tan importante.

El 2021 va a ser una etapa de síntesis de lo que sabíamos con lo que ya aprendimos el año pasado. Tenemos que ir organizando la escuela de a poco.

Hay chicos con los que tenemos urgencia y con otros chicos es probable que tengamos que reconfigurar el diseño curricular y decir que no es imprescindible que los conocimientos que no se adquirieron en el 2020 se adquieran en el 2021.

Tenemos un limite de funcionamiento de las escuelas, no van a poder funcionar por más de cuatro horas. Nos impone la autoridad sanitaria que no sean más de cuatro horas. Debemos estar tranquilos, hagamos el mayor esfuerzo con los que tienen que egresar.

Los chicos tienen procesos de aprendizaje de apropiación de los conocimientos de vivir y experimentar el conocimiento y eso no tiene un ritmo único.

¿Qué no le debe faltar a los protocolos y/o proyectos que deba armar cada escuela junto a su inspector?

Ya hay un protocolo que se aprobó el año pasado, los protocolos se aprobaron en julio y se están revisando con evidencia científica.

Eso va a llegar a los docentes y habrá un proceso de capacitación. Lo que no debe faltar es distanciamiento siempre, cuándo ingresan, en el aula, en los recreos y cuando salen de la escuela. Eso es básico.

Como el uso de barbijo para los chicos, uso de mascarilla para los docentes, agua potable, buen estado de los baños y alcohol en gel junto a una limpieza asidua de los elementos que se usan.

Las escuelas harán una adaptación de esto porque son distintas. Confiamos en nuestros equipos directivos y en los docentes de que esas condiciones de base se apliquen en función del contexto, que es su institución y su relación con la comunidad.

Por ejemplo, recomendamos que sea solo un adulto que lleve los chicos a la escuela, que haya la menor cantidad de circulación.

La idea es que cada escuela analice el ingreso, que ingresen por grupo familiar. Es decir que un adulto se traslade una vez con los chicos a llevarlos y buscarlos, para que no haya aglomeración que no es recomendable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diecisiete + 19 =