La designación de Riva bajo la óptica de quienes desandaban caminos juntos

0
264

Andrea Riva asume como Supervisora de Nivel Superior de la Dirección General de Institutos Privados de Enseñanza (DGIPE) en las zonas de Villa María y San Francisco.

La novedad marcó el pulso de los institutos de formación y de técnicas de esas ciudades en las últimas horas.

Colegas y allegados describen a la nueva supervisora como una persona de trabajo, comprometida con la investigación pedagógica y de estrecha relación con los centros formativos.

La designación de Riva

Riva es egresada del Nivel Superior del Rivadavia, fue docente de la escuela primaria y del Superior; y venía ocupando una serie de cargos de gestión dentro de esa centenaria institución.

El presidente de la Biblioteca Bernardino Rivadavia, Sergio Gilabert, dijo: “la verdad que es una satisfacción para nuestra institución que una persona de una dilatada experiencia llegue hoy a estar a cargo de una supervisión”.

Para nosotros es realmente muy importante desde dos puntos de vista: un placer que una persona que se ha formado dentro de la institución haya sido tenida en cuenta y por otro lado nos da una tranquilidad el saber que habrá alguien con quien se podrá discutir con gran nivel de conocimientos”, sostuvo.

Dijo que no son tiempos fáciles, donde seguramente se van a plantear distintos escenarios tanto para la formación técnica como para la docente. “Tenemos la confianza que va a ver una persona con quien sentarse a trabajar pensando la proyección de los institutos”, graficó.

En relación a que el nombramiento llegó en alguien que no proviene de un instituto confesional, como sí lo eran otros quienes ocuparon ese sillón. “No lo hemos pensando desde ese punto de vista. En realidad, si uno ve como se está armando el equipo de supervisores en la provincia hay de distintos orígenes”.

Agregó: “hoy se está pensando en la formación de equipos desde la experiencia y los conocimientos que se requieren para estos espacios. Son parte de los cambios que existen en la sociedad”.

“Formada, comprometida, responsable”

Fernanda Balma, vice directora del Instituto Víctor Mercante, será la directora a cargo del lugar que deja Riva, además de haber compartido diferentes espacios comunes.

Estamos muy contentos con esta designación. Es un reconocimiento a la trayectoria profesional de Andrea de tantos años de trabajo”, dijo a Villa María Educativa.

Fernanda Balma, vice directora del IVM, estará «a cargo» de la dirección en reemplazo de Andrea Riva

Riva siempre tuvo una participación muy activa en los distintos órganos de gobierno, por ello Balma agregó: “Nos da mucha satisfacción seguir trabajando con ella justamente desde otro lugar. Realmente es satisfactorio para nosotros que haya sido reconocida”.

Balma señaló que la nueva supervisora es una profesional “impresionante, formada, comprometida, responsable. Siempre atenta a las necesidades actuales y a lo que el contexto demande para seguir pensando la formación docente y técnica de los institutos”.

Siempre ha sido una persona muy generosa con el conocimiento. Muy abierta a compartir lo que iba construyendo y aprendiendo. A constituir equipos de trabajo y a sostenerlo de una manera muy comprometida”.

“La designación es una señal muy interesante”

La pedagoga Silvia Paredes compartió muchos años de trabajo conjunto en distintos instancias con Riva: Centro Universitario Sobral, en la Biblioteca Rivadavia y en la UNVM (cuando se comenzó a poner en marcha el ciclo de la Licenciatura en Ciencias de la Educación y en Psicopedagogía).

Los institutos de formación docente van a encontrar en ella un referente muy importante para su actividad”, opinó la actual secretaria Académica del Instituto de Humanas (IAPCH) de la UNVM.

La formación docentes es un aspecto fundamental para seguir trabajando, estudiando y priorizando desde las políticas públicas. La designación de Andrea es como una señal muy interesante en ese sentido”, dijo.

En términos personales, la Dra. Paredes rescató “la condición y calidad humana de Andrea y su compromiso con el trabajo”.

En relación a lo profesional, y al hecho de ocupar una supervisión, “ese cargo gana con Andrea una persona que tiene la virtud de alguien que está en el sistema y a la vez estar participando activamente en la reflexión pedagógica”.

Una reflexión pedagógica que siempre estuvo vinculada a la realidad escolar “tanto en el proceso escolar obligatorio como en la formación de docentes y profesores. Creo que eso es un plus muy importante: formación conceptual, formación teórica y a la vez inserción en el sistema”.

Otro aspecto que me parece fundamental, para el cargo que va a desempeñar, es que Andrea es una gran conocedora del campo de la formación docente. A la vez estar en distintas actividades le ha permitido tener una relación muy estrecha y sistemática con la realidad de los institutos de formación docente”, señaló.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

veinte − diez =