Terciarios de Villa María: comienzo de clases repitiendo desafíos

0
260

Los distintos Terciarios de Villa María comenzaron con las clases repitiendo los desafíos del ciclo 2020.

El cursado es de manera virtual en los diferentes profesorados provinciales como también en los institutos superiores de Formación Técnica (ISFT).

Las clases alcanzan a los estudiantes que asisten a los 211 institutos superiores de formación docente (ISFD), Técnica (ISFT) o mixtos tanto de gestión estatal como privada con que cuenta la provincia.

“Potenciar y mejorar”

Desde el Nivel Superior Víctor Mercante el equipo de gestión y el conjunto de profesores nos venimos preparando hace tiempo en relación a potenciar los procesos de enseñanza y aprendizaje mediados por la tecnología en las nueve carreras”, explica su directora Andrea Riva.

El 2020 “nos obligó a realizar un pasaje directo a la modalidad virtual” y para este año “claramente las expectativas son potenciar y mejorar lo que fuimos capaces de generar en el ciclo anterior y nos encuentra con mayores condiciones institucionales”.

Describe que se encuentran abocados a recibir a los ingresantes 2021 que “en general vienen de cursar su último año de secundario con experiencias muy diferentes”.

También a “reorganizar curricularmente las propuestas para los 2, 3 y 4 años” y “sostener la vinculación con las instituciones de educación y salud con las cuales venimos trabajando hace muchos años y estar disponibles para colaborar en lo que estén necesitando y podamos acompañar”.

Agregó Riva: “un tema central es las prácticas profesionalizantes de los estudiantes del último año del 2020 para que puedan graduarse. Tenemos como sistema de educación superior una responsabilidad ética con ellos”.

Y se explaya: “En términos generales la expectativa es promover la mejor formación de docentes y técnicos para los contextos en los que se insertarán que serán claramente muy distintos a los que conocíamos antes de la pandemia”.

¿Lo que queda o lo que hay?

Cabe destacar que Riva y su equipo de trabajo vienen abordando esta idea que condensa “el cómo estamos pensando el 2021 y cómo miramos el futuro”.

La directora retoma la expresión de una canción de Gustavo Cerati y enfatiza: “Cuando pase el temblor…”, nos podemos preguntar “por lo que queda” o “por lo que hay”. “Nuevamente, según nos hagamos la pregunta, es la posición pedagógica que asumamos”, describe.

El historiador y filósofo argentino Ignacio Lewcowicz nos aporta -recuerda Riva- que “lo que hay y lo que queda” no son sinónimos. Lo que queda remite al resto de una operación de destitución” (2004)”.

Pensar la escuela postpandemia como lo que ha quedado, sería hacer un borrón y cuenta nueva, cristalizaría esta idea circulante de tiempo perdido, y economizaría los costos subjetivos que esto implica. Sería pensarla como una ruina, como lo que queda, de aquello que ha sido destruido, o de lo que se ha degenerado” (Augé, 2003)”, describe.

En cambio “lo que hay” -después de este temblor- refiere al ingenio, a volver a pensar, acercarse a una situación para comprenderla, sin ánimos de encontrar “lo que ya fue”, sino de entender el presente ligado y aventurando el porvenir” señaló la directora de la ENVM de la Biblioteca Rivadavia.

Encuestas a estudiantes

En el Nivel Superior del Instituto del Rosario iniciamos en este abril una primera etapa de clases en todas sus carreras con modalidad remota”, dijo Sonia Rivera su titular.

Y se explayo: “Lo hicimos mediante clases sincrónica y asincrónicas utilizando la plataforma virtual e institucional”. “Hemos resignificado la propuesta 2020 mientras esto sucede vamos analizando y respetando las informaciones de las autoridades educativas y sanitarias atendiendo a la región ya que la mayoría de nuestros estudiantes habitan en pueblos cercanos”, explicó.

La directora señaló que para este inicio se tuvo en cuenta una serie de encuestas realizadas a sus estudiantes, más que todo para conocer la disponibilidad de transporte y situaciones laborales.

A partir de allí veremos cómo nos proyectamos, siempre teniendo en cuenta lo que se nos indicó: la menor presencialidad posible”, explica.

El regreso a esa presencialidad “lo estamos planificando conjuntamente con el equipo de coordinadores de cada carrera para que suceda de manera gradual y escalonada atendiendo los espacios curriculares que requieren por su especificidad instancias de encuentro presencial”.

Nuestro objetivo hacia el 2021 es cuidarnos pero enmarcarnos en una reapertura que sea paulatina, progresiva y rotativa”, sintetizó.

“Año fluido con la experiencia ganada”

El director del INESCER Ricardo Carballo señaló que la institución se encuentra en etapas de exámenes y el dictado de clases de algunas carreras desde la virtualidad.

Estamos aplicando una modalidad dual de dictado de clases con escasísima presencia en la institución”, explicó.

La presencialidad, a entender del directivo, “se dará a partir de mayo o junio de acuerdo a cómo lo habiliten las autoridades”.

Dijo que el personal está trabajando con un esquema rotativo a “los efectos de disminuir la circulación”.

Indicó además que “se están nivelando aquellos estudiantes que cursaron el año pasado por eso se encuentran resolviendo esas instancias”.

También señaló que se espera un año lectivo “con una actividad bastante fluida con la experiencia ganada el año pasado”.

Señaló además que esperan “consolidar toda la oferta de carreras en la medida de las posibilidades”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

13 − cuatro =